• ¡Envío Gratuito a todo el Mundo!
  • ¡Estamos de rebajas!
  • ¡Envío Gratuito a todo el Mundo!
  • ¡Estamos de rebajas!

Esponja de cocina ecológica hecha a mano.

Esponja de cocina ecológica hecha a mano.
Esponja de cocina ecológica hecha a mano.
Esponja de cocina ecológica hecha a mano.
Esponja de cocina ecológica hecha a mano.
Esponja de cocina ecológica hecha a mano.
Rebaja

Esponja de cocina ecológica hecha a mano.

NaturHabits

Precio habitual €13.00 €9.00 Ahorras €4.00

La esponja tradicional que usamos para lavar la vajilla es un elemento tan cotidiano que naturalizamos su uso, seguramente, sin cuestionarnos su impacto en nuestra salud y en el medio ambiente.

La mayoría de las esponjas utilizadas en la cocina están fabricadas de  espuma de poliuretano (o gomaespuma), un material poroso compuesto de polímeros plásticos. 

Es decir, que es un material derivado del petróleo que da como resultado un elemento plástico y que además contiene tintes y desinfectantes sintéticos.

Las esponjas plásticas no se pueden reciclar ni compostar, por lo tanto cuando se desechan, en el mejor de los casos, se arrojan al cesto de la basura.

¿Como afectan las esponjas tradicionales al medio ambiente?

Esponja Antibacteriana:

Cuando las esponjas dicen ser antibacterianas seguramente contengan triclosán, un agente antibacteriano y funguicida.

Un estudio realizado por científicos, nos advierte sobre los posibles efectos tóxicos del triclosán y su persistencia en los sistemas fluviales, ya que el proceso de depuración de las plantas de tratamiento no puede eliminarlo (fuente: I nstitut Català de Recerca de l’Aigua [ICRA]).

El triclosán es un producto muy común, que las plantas de tratamiento no consiguen eliminar porque sobrevive a la depuración. Por eso es posible encontrarlo en gran parte de nuestros ríos.

Reciclado:

Las esponjas plásticas no se pueden reciclar ni compostar, por lo tanto cuando se desechan, en el mejor de los casos, se arrojan al cesto de la basura.

Esa basura es trasladada al relleno sanitario donde queda acumulada contaminando los suelos y aguas.

Es plástico:

Estas esponjas con el uso van desprendiendo microfibras que se meten por el desagüe de la pileta de la cocina, pasan los sistemas de filtración de aguas y acaban en los ríos o el mar donde los animales los confunden con comida y lo ingieren, causándoles grandes daños o muriendo.

Ese proceso también provoca que se contamine nuestra cadena alimenticia, ya que si consumimos un pescado que haya comido partículas de plástico, nosotros también lo estaremos haciendo.

Otro punto en este aspecto es que algunos plásticos nunca desaparecen, y terminan como micropartículas dispersas en los océanos, contaminando nuestro planeta y afectando a todos los seres vivos que lo habitan, inclusive a los seres humanos.

Absorción de tóxicos:

Las partículas que se desprenden de la esponja continúan absorbiendo tóxicos y pueden llegar a ser muy contaminantes.

Precio habitual €13.00 €9.00 Ahorras €4.00

Info Covid19: Todos los pedidos se están entregando con normalidad.

Tamaño:

SOLO QUEDAN RESTANTES

La promoción acabará en

Este precio de este artículo volverá a €13.00 al final de esta cuenta regresiva

Envío Gratuito

La promoción acaba en:

usuarios están mirando este producto.

Pregunta por este producto

La esponja tradicional que usamos para lavar la vajilla es un elemento tan cotidiano que naturalizamos su uso, seguramente, sin cuestionarnos su impacto en nuestra salud y en el medio ambiente.

La mayoría de las esponjas utilizadas en la cocina están fabricadas de  espuma de poliuretano (o gomaespuma), un material poroso compuesto de polímeros plásticos. 

Es decir, que es un material derivado del petróleo que da como resultado un elemento plástico y que además contiene tintes y desinfectantes sintéticos.

Las esponjas plásticas no se pueden reciclar ni compostar, por lo tanto cuando se desechan, en el mejor de los casos, se arrojan al cesto de la basura.

¿Como afectan las esponjas tradicionales al medio ambiente?

Esponja Antibacteriana:

Cuando las esponjas dicen ser antibacterianas seguramente contengan triclosán, un agente antibacteriano y funguicida.

Un estudio realizado por científicos, nos advierte sobre los posibles efectos tóxicos del triclosán y su persistencia en los sistemas fluviales, ya que el proceso de depuración de las plantas de tratamiento no puede eliminarlo (fuente: I nstitut Català de Recerca de l’Aigua [ICRA]).

El triclosán es un producto muy común, que las plantas de tratamiento no consiguen eliminar porque sobrevive a la depuración. Por eso es posible encontrarlo en gran parte de nuestros ríos.

Reciclado:

Las esponjas plásticas no se pueden reciclar ni compostar, por lo tanto cuando se desechan, en el mejor de los casos, se arrojan al cesto de la basura.

Esa basura es trasladada al relleno sanitario donde queda acumulada contaminando los suelos y aguas.

Es plástico:

Estas esponjas con el uso van desprendiendo microfibras que se meten por el desagüe de la pileta de la cocina, pasan los sistemas de filtración de aguas y acaban en los ríos o el mar donde los animales los confunden con comida y lo ingieren, causándoles grandes daños o muriendo.

Ese proceso también provoca que se contamine nuestra cadena alimenticia, ya que si consumimos un pescado que haya comido partículas de plástico, nosotros también lo estaremos haciendo.

Otro punto en este aspecto es que algunos plásticos nunca desaparecen, y terminan como micropartículas dispersas en los océanos, contaminando nuestro planeta y afectando a todos los seres vivos que lo habitan, inclusive a los seres humanos.

Absorción de tóxicos:

Las partículas que se desprenden de la esponja continúan absorbiendo tóxicos y pueden llegar a ser muy contaminantes.


Click to edit the product in Ali Orders.
Note: only show for shop owner